miércoles, 13 de diciembre de 2017

feliz año nuevo 2018

Cuentos

Cuentos viajeros: ocho historias narradas por niños refugiados

Una princesa viajera o un rey cazado son algunos de los protagonistas de Cuentos viajeros, un libro que recopila cuentos escritos por niños refugiados que huyen de la guerra.

Cuentos viajeros
Ilustración del libro 'Cuentos viajeros'.

publicado
2017-11-06 11:07:00
Érase una vez un rey al que le gustaba la cacería (y no se llamaba Juan Carlos, ni había sido reinstaurado al trono por el mismísimo Franco). Un día, una mujer mágica y sabia le hace embarcar en un viaje de reflexión sobre las consecuencias de sus actos. Así empieza el Cuento de un Rey Cazador, inventado por Ghaida, una niña síria de 12 años que entonces se encontraba en Grecia esperando su ubicación en el marco del plan de relocalización europeo y una de las muchas pequeñas autoras que contribuyeron para crear el libro Cuentos Viajeros.
Cuando me senté con Ghaida para jugar a inventar cuentos, al empezar el proyecto, nada podría haberme preparado para la aventura que tenía delante. Ghaida hablaba bien inglés, pero le faltaba algo de vocabulario. Así que, al no conocer la palabra en inglés para “cazador”, me explicó que el rey “le hacía a los animales del bosque lo que hace la policía a nosotros, cuando viene detrás nuestro y nos dispara”. Era el cuento por detrás del cuento: ella eligió que su protagonista fuera, no un héroe cubierto de justicia y razón, sino el perpetrador de una injusticia que se ve forzado por las circunstancias a ponerse en la piel de sus víctimas. Así, el rey aprende a empatizar con ellas y pasa a protegerles de otros cazadores en su reino.

El libro Cuentos Viajeros, que incluye ocho historias inventadas por niñas y niños refugiados de Siria y Kurdistán, nace en Grecia a partir de unas ideas aparentemente sencillas: a través de talleres, los pequeños inventaron sus propios cuentos de hadas, que fueron ilustrados y traducidos a diversas lenguas por 23 personas de distintas partes del mundo. A los cuentos les acompaña una introducción y un epílogo, también en forma de cuento, para apoyar a los adultos que quieran hablar con sus pequeños lectores sobre lo que está pasando en Grecia. Está disponible en castellano, catalán, euskera, portugués, inglés, italiano, alemán, holandés y griego.

Queríamos romper con la narrativa dominante sobre personas refugiadas, que las retrata únicamente como víctimas o, incluso, como amenaza. Lejos de olvidar que son –sí– víctimas de la guerra y la persecución en sus países de origen, y de políticas discriminatorias en Europa, había que ir más allá y desafiar esa narrativa reductora y casi deshumanizadora. Porque las personas no nos definimos solo por las tragedias a las que hemos sobrevivido; además de los dolores que llevamos marcados en el alma, todos tenemos también una inmensa capacidad creativa, formas de ver el mundo, esperanzas y deseos.
La princesa Amira, su protagonista, no es una princesa común. Cuando el hada le dio a elegir un deseo, Amira decidió viajar por el mundo, conocer y aprender todo lo que pudiera.

A esta imagen reduccionista y colonialista, le desafían también el grupo de niñas y niños del campo de Oreokastro, en Tesalónica, que inventaron su cuento colectivamente en una asamblea improvisada. Empecé el taller con dos chicas, pero todos los pequeños que estaban alrededor quisieron participar. “Llama a Fatma! –decía uno–, a ella se le da bien inventar cosas!”. La Fatma llegó y completó el equipo: de pronto diez pares de ojos brillaban de ilusión dentro de la pequeña tienda donde vivía toda una familia. La princesa Amira, su protagonista, no es una princesa común. Cuando el hada le dio a elegir un deseo, Amira decidió viajar por el mundo, conocer y aprender todo lo que pudiera. Las pequeñas autoras debatieron largamente qué iba a querer la princesa. ¿Joyas?, ¿un vestido? ¿un príncipe quizá? Eran estereotipos, pero los estereotipos les aburrían. Amira nace en un siglo XXI en el que las mujeres queremos más, así que ella se lanza a la aventura. Después de mucho viajar, la princesa llega a Grecia, donde la frontera está cerrada. Amira decide, entonces, vivir junto a los refugiados que ahí esperan, pues encontró como migrante la felicidad que no tenía como princesa. Son los pequeños los que rebaten la visión colonialista: “¿Y por qué alguien que puede tenerlo todo no iba a querer ser como nosotras? Aquí también hay felicidad”.
Queríamos, además, fortalecer la cultura de solidaridad, más allá de una idea de caridad. La solidaridad que nace de ser capaz de realmente ver al otro, no solo como víctima pero como persona plena, niños como ellos; solidaridad como práctica cotidiana, como forma de vivir, como una inevitabilidad ética que surge del verse a sí mismo en el otro, pese a todas las diferencias que se suelen enfatizar entre un ‘nosotros’ y un ‘ellos’. Los cuentos son un diálogo directo entre niños-autores y niños-lectores, una ventana mágica dónde pueden encontrarse incluso a distancia.
Aunque los niños tenían espacio para decidir de forma autónoma que ideas querían desarrollar, el tema de la solidaridad es constante en el libro. Está ahí en la historia de la Niña en la Flor, que tras algunas desventuras es acogida en una nueva ciudad; también en el cuento de Jurab, el perrito que hablaba, que desarrolla todo su potencial una vez es acogido por dos amigos. O en el cuento que relata cómo tres conejitos que son adoptados por los dueños de un jardín de zanahorias aprenden que los problemas se pueden arreglar hablando con sinceridad y con el corazón abierto.
Los cuentos que inventaron no tienen un gran villano y un gran héroe. Muchos son historias de gente que demuestra su coraje enfrentándose a problemas casi cotidianos o a las dificultades de la vida

Los cuentos que inventaron no tienen un gran villano y un gran héroe. Muchos son historias de gente que demuestra su coraje enfrentándose a problemas casi cotidianos o a las dificultades de la vida. En este aspecto, revolucionan la estructura convencional de los cuentos infantiles, que dividen los personajes en buenos y malos y hacen triunfar al protagonista a través de la derrota de su enemigo. Nos recuerdan que en la vida, a menudo, a lo que hay que combatir es a nuestros propios miedos, inseguridades y bloqueos internos, y que ningún obstáculo es los bastante grande una vez abrazas, individual o colectivamente, tu propia fragilidad y la fuerza de tus sueños.
¿Quién diría, al final, que frente a una invasión alienígena, serían las gallinas del mundo las que expulsarían al invasor? Shahd, de 9 años, elige al que es quizá uno de los más vulnerables entre los animales como su protagonista, y hace de esa vulnerabilidad su mayor arma contra un enemigo intimidatorio. Su historia es un recuerdo poderoso de que hasta en las peores circunstancias encontramos héroes improbables. Como tanta gente que, con coraje y esperanza, enfrentó lo indecible para llegar a Grecia huyendo de la guerra. Como tanta gente creando proyectos solidarios imprescindibles en medio al caos de esta crisis humanitaria.
A los niños y niñas que participaron en el libro no les impusimos requisitos para sus invenciones. No tenían que encajarse en la estructura tradicional de los cuentos de hadas, y no lo hacen. Pero todas las niñas y niños han elegido darle a su historia un final feliz. Al largo del proceso, cada final feliz surgido de sus decisiones creativas fue un ejercicio radical de libertad que construimos y seguimos construyendo juntas. Este ejercicio se multiplica con las muchas personas que utilizan el libro en sus proyectos solidarios. Igualmente importante, el dinero recaudado a través de ls ventas de este libro servirá para financiar viviendas dignas para refugiados en Tesalónica. ¡Que poderosa es la imaginación como ejercicio de libertad colectiva!

martes, 12 de diciembre de 2017

Conoce otras formas de celebrar el año nuevo


Jairo nos cuenta sus deseos para el 2018 y la forma en que celebran la llegada del nuevo año en lugares lejanos como Tailandia. 
A él le gusta la cultura asiática así que nos hemos decidido por este país, ya que sobre China hay muchas entradas que hicimos otros años. Os animamos a verlas y descubrir otras formas de celebrar la llegada de un nuevo ciclo.

domingo, 3 de diciembre de 2017

Una forma de aprender los nombres de los dedos a través de los mudras


Jairo nos enseña a  hacer unos mudras sencillos y aprende los nombres de los dedos en español. 
Los mudras son gestos que hacemos con los dedos y ayudan a a equilibrar la energía de nuestro cuerpo.
Este saber oriental nos ayuda a mejorar y a sentir bienestar. 

martes, 28 de noviembre de 2017

BARTEK SE DESPIDE




Nos deja Bartek, tras tres años en la Felguera en el IES Cuenca Nalón aprendiendo español,  y cursando 2º ESO la vida da un vuelco y las circunstancias familiares hacen que vuelva a preparar la maleta para volver a su país, a Polonia.

Espero que no olvide esta lengua que tanto esfuerzo le costó adquirir, y que en su maleta se lleve esta riqueza que supuso dejar su país, y ponerse los zapatos de los que emigran y dejan su casa atrás, buscando un futuro mejor. 

Es un placer para mi ver que mi trabajo no fue en balde, y que a pesar de todo el esfuerzo que tuve que poner para hacer los vídeos que hicimos, en corregir los deberes, en hacerte volver a repetir, a intentarlo mereció la pena. 
Estoy muy orgullosa de tí Bartek, espero que nos escribas y no te olvides de nosotras. 

¡¡Buen viaje!!
 Encarna

viernes, 24 de noviembre de 2017

La libreria, una pelicula muy interesante

Coixet empodera a la mujer en su último film, 'La librería'

La directora ha presentado la película en la apertura del Festival de Cine de Valladolid

21.10.2017 | 17:37
Coixet junto a Bill Nighy y los productores.
La perseverancia y el coraje son las cualidades que encarna la protagonista de la última película de Isabel Coixet, 'La librería', que hoy ha subido el telón de la 62 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), en una edición marcada por la mayor presencia femenina de toda su historia.
Una historia basada en el libro homónimo de la escritora inglesa Penelope Fitzgerald ha sido la seleccionada por el festival para inaugurar una edición que pretende dar "el poder a las mujeres", tal y como ha destacado hoy el director de la Seminci, Javier Angulo, momentos antes de dar la palabra a los protagonistas de este primer pase del festival.
Un "empoderamiento" del género femenino en el mundo del cine que hoy Coixet también ha reivindicado, pues, aunque "no todas las mujeres son genios, sí que tenemos derecho a ser mediocres", ha dicho la directora catalana, quien también ha asegurado que no sabe si un mundo más igualitario sería "mejor o peor", pero "sí sería más justo".
Precisamente estas máximas son las que lleva a la pantalla la actriz británica Emily Mortimer, quien encarna la piel de una mujer, Florence Green, en el ecuador de su vida que decide tomar las riendas de su futuro y se aventura a regentar una librería en un pequeño pueblo inglés (Hardborough), sueño que compartía con su difunto marido.
Sin embargo, "al igual que en mundo real", la señora Green pronto descubrirá que "el mundo no es normal" y que siempre hay "argumentos para amargarse la vida, aunque en eso consiste vivir, en levantarse y seguir", ha reflexionado Coixet, quien ha reconocido que desde que este proyecto llegó a sus manos, no ha podido evitar ver reflejada su vida en la protagonista de su film.
Pero estos pasos firmes y decididos de la protagonista encaminados a abrir la librería no contarán con el beneplácito de toda la población local, en especial con el de una aristócrata local a la que da vida Patricia Clarkson, lo que sitúa a la protagonista en una encrucijada donde a muy pocos puede llamar amigos.
Entre ellos se encuentra el señor Brundish, encarnado por Bill Nighy, un sensible e introspectivo amante de la literatura que defiende el coraje de la librera, una profesión que hoy el actor ha reivindicado de manera ferviente y que ha reconocido que es una de sus "pasiones".
Sobre la presencia del actor inglés, quien anteriormente interpretó a Davy Jones en la saga 'Piratas del caribe', Coixet ha reconocido que es el "sueño húmedo de cualquier director", un actor capaz de interpretar "hasta a una silla" que esconde en su mirada un "mundo turbulento y el prototipo de carácter inglés".
Precisamente este modo de ser de los ingleses, caracterizado por la contención de los sentimientos, es el que inunda toda la película y los pasos de cada uno de los protagonistas de este film y más enmarcados en el contexto social de la Inglaterra que acababa de salir de la Segunda Guerra Mundial.
Con esta coproducción española y británica, Isabel Coixet sube un telón de la Seminci que ella misma bajó hace dos años con su película 'Nadie quiere la noche', esta vez, con una historia que pretende que dé "la vuelta al mundo" y que "pronto" llegará a los festivales europeos, aunque ella misma hoy ha precisado que "el estreno mundial se ha producido aquí, en Valladolid".
Una ciudad que "siempre" ha mostrado "todo su cariño" con la directora, quien hoy ha precisado que nunca ha dejado de sentirse "barcelonesa, catalana, española y europea", en referencia a la situación en Cataluña.

Isabel Coixet, directora de cine

Isabel Coixet recibirá el Premio Mujer de Cine en el Festival de Gijón

Mujeres de Cine, en colaboración con el Festival Internacional de Cine de Gijón, otorgará el Premio Mujer de Cine a Isabel Coixet en la ceremonia de clausura del certamen, el sábado 25 de noviembre en el Teatro Jovellanos de Gijón. Este galardón, creado en 2011, destaca a mujeres cineastas que abrieron camino y son referente generacional, reconociendo su labor profesional y poniendo de manifiesto la importancia de su testimonio en nuestros días.
Isabel Coixet tiene ahora mismo en la cartelera española su último trabajo, ‘La librería’.
El próximo sábado 25 de noviembre tendrá lugar la clausura del Festival Internacional de Cine de Gijón, durante la cual se entregará el Premio Mujer de Cine 2017 a Isabel Coixet, una de las figuras más relevantes del cine de autor español contemporáneo.
Poseedora de un reconocible estilo cinematográfico, la cineasta ha desarrollado sus proyectos dentro y fuera de España.
Cosas que nunca te dije (1996), Mi vida sin mí (2003), La vida secreta de las palabras (2005), Elegy (2008), Aprendiendo a conducir (2014), Nadie quiere la noche (2015) y La librería (2017) son algunos de los destacados largometrajes de su filmografía.
El mundo de Isabel Coixet, según Mujeres de Cine, es “intimista, cercano, pero nada complaciente” y “ha sabido dar voz a las mujeres a través de la creación de personajes femeninos singulares e inolvidables”.
Ganadora de seis premios Goya, sus películas han competido en los certámenes internacionales más importantes como Cannes, Berlín, Venecia o Toronto.
Recientemente, ha añadido su faceta de productora de talentos emergentes mediante Miss Wasabi, con producciones de Julia Solomonoff (Nadie nos mira) o Elena Trapé (Las distancias).
Con motivo de este reconocimiento, el viernes 24 de noviembre a las 21:00 horas en el Paraninfo de La Laboral de Gijón, se llevará a cabo una sesión especial en torno a Isabel Coixet, que contará con la proyección de su corto No es tan fría Siberia y  de su ópera prima, Cosas que nunca te dije, tras la cual se establecerá con un encuentro con el público en el que participará la propia Isabel Coixet; el director de FICX, Alejandro Díaz Castaño; y la responsable de Mujeres de Cine, Ana Palacios, quien moderará la jornada.
El Premio Mujer de Cine alcanza su séptima edición. Isabel Coixet se une a los nombres de las cineastas Josefina Molina y Cecilia Bartolomé, la figurinista Yvonne Blake, la montadora Carmen Frías, la representante Katrina Bayonas y la actriz Mercedes Sampietro.
Mujeres de Cine, iniciativa que nace en 2010 con el objetivo de promocionar y visibilizar el trabajo de la mujer en la industria cinematográfica.

martes, 14 de noviembre de 2017

El mar


cuento, mar, ana maría matute
Ana María Matute. Fuente de la imagen


Se están cometiendo muchos errores con los niños, se les está quitando la capacidad de imaginar, se les está quitando la isla desde muy niños, lanzándoles al mar. Cada vez dura menos la infancia, pero tampoco se logra a cambio una madurez. Son niños expulsados muchos de ellos, lo que yo llamo adolescentes con cara de náufragos. Hay mucho niño náufrago, adolescentes que a lo mejor ya tienen 40 años, pero no han sabido madurar. Se está educando muy mal. Les quitan la capacidad imaginativa. Por ejemplo, la televisión. No estoy en contra de ella, sino de su uso. Tampoco hablo de la violencia, un niño siempre lleva dentro la violencia, y si no le compran pistolas las fabrican con las pinzas: mis hermanos lo hacían. La televisión les ha hecho perezosos, se lo dan todo hecho, los personajes, las músicas, los colores. Entre el cómic y la tele lo tienen todo. La lectura en cambio es una fábrica de sueños. Yo de niña me imaginaba los personajes, las ciudades. Tenía una idea fabulosa de la ciudad de Copenhague por lo que leía en Andersen, y cuando realmente la conocí, encontré mi sueño. Había un ilustrador ruso del siglo pasado que nunca pintaba al protagonista, lo ponía de espaldas para que el lector lo imaginara. O sea, que si además de ver las películas de dibujos leyeran… Pero no, están amorrados a la televisión todo el día. Yo recuerdo que cogía libros de la biblioteca de mi padre y no entendía nada, pero lo inventaba a mi modo.
Ana María Matute

lunes, 6 de noviembre de 2017

Poemas de Ana Blandiana

Ana Blandiana

Recientemente se ha editado Mi Patria A4, el último poemario de una de las escritoras rumanas más relevantes del momento, Ana Blandiana, en versión de Viorica Patea y Antonio Colinas (Pre-Textos, Valencia, 2014). Hemos seleccionado algunos poemas que, de manera directa u oblicua, tematizan la ciudad como espacio fundamental del discurso poético contemporáneo. Aunque la escritura de Blandiana ya es bien conocida en España –quizás más como narradora que como poeta–, reproducimos también un fragmento de la presentación del libro que hace Patea.
*      *      *
Del prólogo de Viorica Patea 
Mi Patria A4 (2010) es el último volumen de poesía de Ana Blandiana, una poetisa que suele redefinir su poética en cada nuevo libro de versos, a pesar de que los nuevos poemas estén en consonancia con los motivos y las preocupaciones de siempre de la autora. Blandiana recrea una patria de palabras, de agua y de árboles, de ciudades con iglesias abandonadas y ángeles caídos, que ya no encuentran el camino de regreso, y de dioses que aprenden a andar sobre patines para acercarse a unos jóvenes que han olvidado su existencia. Configura unos espacios visionarios contenidos en los límites de un folio A4, que nacen de su imaginación y que se revelan como territorios angustiosos en los que el yo lírico intenta trazar unos contornos precisos en el magma de las palabras. La creación poética es la última forma de definición del ser y las fronteras trazadas por la escritura circunscriben su patria, la única a la que puede pertenecer un poeta.
Blandiana escribe acerca de la posibilidad de crear una patria personal que nace de ese deseo de erigir un orden redentor que se escapa de los dictados del consumismo materialista. Es esta “patria del desasosiego”, en la que la poetisa no se cansa de “esperar algo indefinido”, en la que intenta transcribir y descifrar “las huellas que no se ven, / Pero que sé que existen y esperan / Que las pase a limpio”. Para ella, la escritura está íntimamente ligada a la idea del exilio y de la salvación. En este folio apátrida, la poetisa encuentra su verdadera identidad gracias a la escritura. En su espacio en blanco emprende la búsqueda del sentido último del ser en el laberinto del tiempo. Ante todo, la escritura se revela como patria, la patria del desasosiego personal. La escritura es el modo esencial de manifestación de un mundo cuyo misterio queda por descifrar.
1
Retrato de Ana Blandiana por Mihu Vulcanescu.
*      *      *
În frescă
Ctitori purtându-şi în braţe cu greu
Mănăstirile, 
Ca pe un capital convertibil 
La change-office-ul vieţii de apoi;
Călugări tineri
Cu doctorate la Cambridge
Şi odăjdii sărutate
De ţărăncile bătrâne
Târându-se în genunchi
Pe lespezile cu inscripţii chirilice;
Megafoanele
Transmiţând slujba
Până în curtea plină de corturi, 
Până în şoseaua pe marginea căreia
Sunt parcate maşinile
Aşteptându-şi sfinţirea;
În timp ce credinţa – 
Asemenea rândunelelor
Care pătrund sub cupolă 
Zburătăcite de clopote – 
Se roteşte speriată, 
Se loveşte de pereţii pictaţi, 
De Pantocrator, 
Coboară
Şi se aşează cuminte în frescă.
En los frescos 
Los fundadores portan en la mano 
Pesados monasterios,
Como un capital convertible
En el exchange office de la vida del más allá;
Monjes jóvenes
Con doctorados en Cambridge
Y campesinas ancianas
Que veneran ornamentos litúrgicos 
Y se arrastran de rodillas 
Sobre las lápidas con inscripciones cirílicas;
Los altavoces
Retransmiten las misas
Hasta el patio con tiendas de campaña,
Hasta la carretera en cuya orrilla
Los coches aparcados
Esperan su consagración;
Mientras, la fe ––
Al igual que las golondrinas
Que vuelan dentro de la cúpula
Espantadas por las campanas – 
Da vueltas atemorizada,
Choca contra las paredes pintadas
Del Pantocrátor,
Desciende, 
Y se posa obediente en los frescos.

Biserici închise
Biserici închise
Ca nişte case cu proprietarul plecat
Fără să spună pe cât timp, 
Fără să lase adresa.
În jurul lor oraşul
Roteşte tramvaie şi biciclete, 
Claxoane, reclame, 
Locuitorii grăbiţi
Vând şi cumpără, vând şi cumpără, 
Mănâncă în mers
Şi, din când în când, obosiţi, 
Se opresc să bea o cafea
La o măsuţă pe trotuarul
De lângă o catedrală din secolul XI,
Pe care o privesc fără să o vadă, 
Pentru că vorbesc la telefon
Şi fără să se întrebe
Cine este cel ce a locuit cândva
Într-o casă atât de mare.
Iglesias cerradas
Iglesias cerradas
Como casas cuyos propietarios se han marchado
Sin decir por cuanto tiempo,
Y sin dejar dirección.
Alrededor de la ciudad,
Dan vueltas tranvías y bicicletas,
Bocinas, reclamos,
Los habitantes apresurados
Venden y compran, venden y compran,
Comen de pie, 
Y, de vez en cuando, cansados,
Se sientan a tomar café
En una terraza 
Próxima a una catedral del siglo XI,
A la que miran sin ver,
Puesto que hablan por teléfono
Y no preguntan
Quién es aquel que ha vivido…
Alguna vez en
Una casa tan grande.

Aşteptare
Lumina aproape verde a aerului
Care se face negru când devine cer, 
Olanele ude
Şi frunzele prelungite de picuri –
O anumită stare de aşteptare, 
Lipsită de îndoială, 
Ca între strălucirea fulgerului
Şi tunetul lui.
O violentă presimţire fără subiect
Prin care rândunelele
Fac îngrijorate volute.
La espera 
La luz casi verde del aire,
Que se vuelve negra cuando llega a ser cielo,
Las tejas mojadas
Y las hojas alargadas por las gotas de agua –
Cierto estado de espera,
Desprovisto de incertidumbre,
Como el intervalo entre el fulgor del relámpago
Y el trueno.
Un violento presentimiento sin sujeto
Por el que las golondrinas
Trazan inquietas volutas.

Trepte
Ierihon, Summer, 
Ur, Uruk, Ugarit, 
Babilon, Tir, Sidon, 
Memphis, Teba, Cnossos, 
Atena, Cartagina, Roma, 
Bizanţ, Constantinopole, Istanbul.
Valuri de moloz, 
Trepte
Spre poarta, 
Inexistentă, de altfel, 
A eternităţii.
Peldaños
Jericó, Sumeria,
Ur, Uruk, Ugarit,
Babilonia, Tiro, Sidón,
Menfis, Tebas, Cnosos,
Atenas, Cartagena, Roma,
Bizancio, Constantinopla, Estambul.
Olas de escombros,
Peldaños
Hacia la puerta
De hecho, inexistente, 
De la eternidad.

Deasupra râului
În icoanele suspendate de secole 
Deasupra râului
Moartea era îmbrăcată
La ultima modă
(Ultima modă atunci, 
Când a fost construit podul
Şi pictată icoana).
Ea, cea eternă, 
Se supunea unor reguli
Atât de trecătoare, 
Avea deci umor, 
Îi plăcea să se joace, 
O distra propria ei imagine
Ilustrând efemerul 
La zi.
Sau poate doar pictorul
Se amuzase
Făcându-şi
Deasupra râului
Mereu curgător
Autoportretul
În acest travesti viitor...
Sobre el río
En los iconos suspendidos desde hace siglos
Sobre el río
La muerte vestía
Según la última moda
(La última moda de
Cuando se construyó el puente
Y se pintó el icono),
Ella, la eterna,
Se sometía a unas reglas
Tan fugaces,
Tenía humor, pues,
Le gustaba jugar,
Le divertía su propia imagen
Que ilustraba lo efímero
De cada día.
O, tal vez, sólo el pintor
Se entretuvo
Trazando
Su autorretrato
Sobre el río
Que fluye sin cesar
En este futuro disfrazado...

Patria neliniştii
Aici este patria neliniştii, 
Gata să se răzgândească
Din clipă în clipă
Şi, totuşi, nerenunţând să aştepte
Ceva nedefinit.
Aici este patria, 
Între pereţii aceştia
La câţiva metri unul de altul, 
Şi nici măcar în spaţiul întreg dintre ei, 
Ci doar pe masa cu hârtii şi creioane
Gata să se ridice singure şi să scrie, 
Schelete brusc animate ale unor condeie mai vechi
Nefolosite de mult, cu pasta uscată, 
Lunecând pe hârtie frenetic
Fără să lase vreo urmă...
Aici este patria neliniştii:
Voi reuşi vreodată
Să descifrez urmele care nu se văd, 
Dar eu ştiu că există şi aşteaptă
Să le trec pe curat
În patria mea A4 ?
La patria del desasosiego
Esta es la patria del desasosiego
A punto de cambiar de opinión
De un momento a otro
Y, no obstante, sin renunciar a esperar algo indefinido.
Esta es mi patria,
Entre estas paredes
A unos metros los unos de los otros
Y ni siquiera en el espacio completo entre ellos,
Sólo en la mesa con papel y lápices
Dispuestos a moverse solos y a empezar a escribir,
Esqueletos animados bruscamente por unas plumas más antiguas,
Sin usar desde hace mucho tiempo, con la pasta seca,
Que se deslizan frenéticamente sobre el papel
Sin dejar ninguna huella…
Esta es la patria del desasosiego:
¿Conseguiré alguna vez
Descifrar las huellas que no se ven,
Pero que sé que existen y esperan
Que las pase a limpio
En mi patria A4?

Ana Blandiana en Cartagena (Málaga)

Ana Blandiana participa en un encuentro con 21 jovenes poetas

Comentar
Fuente: Ayuntamiento de Cartagena

La reconocida poetisa rumana interviene en la actividad 'Café conversos' del festival Deslinde

Ana Blandiana participa en un encuentro con 21 jovenes poetas
La poetisa Ana Blandiana se reunió con 21 jóvenes poetas, la mañana de este sábado 6 de noviembre, en un acto enmarcado dentro del festival Deslinde.
El encuentro denominado ‘Café Conversos’ consistió en un acto cerrado que se celebró en el Museo de Arte Moderno (MURAM), Plaza de la Merced, 15). El concejal de Cultura, David Martínez Noguera, acompañó a la artista y a los jóvenes en este encuentro, en el que además también pudieron contemplar la exposición de Lidó Rico ‘Corpus'. El director del Muram), Juan García Sandoval explicó a los asistentes algunas de las obras.
Los poetas invitados fueron: Elena Trinidad Gómez, Lujo Berner, Héctor Tarancón Royo, Beatriz Miralles, Noelia Illán Conesa, Samuel Jara, Fran Vicente Conesa, Ana Soto, Annie Costello, Marina Alcolea, Pablo Serrano, Mery Salem, Manuel Torres Nieto, Jesús Sanmartín, Reyes Cano Mármol, Saúl Lozano, Carmen Juan, Anabel Úbeda, Daniel J. Rodríguez, y David Cano.
Ana Blandiana había sido recibida el viernes 3 noviembre, por la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón y esa misma tarde dio un recital en la Sala de Ceremonias del Palacio Consistorial (Plaza del Ayuntamiento), con entrada libre. La poetisa estuvo acompañada por sus traductoras al español, Viorica Patea (Catedrática de la Universidad de Salamanca) y Natalia Carbajosa (Doctora en literatura y poeta).
Ana Blandiana (Timisoara, 1942) es una de la figuras más destacadas de la poesía y la literatura europea contemporánea y es una gran figura pública en su país, Rumanía. Como escribe su traductora al español Viorica Patea, que la acompaña en su viaje a Cartagena, «el lugar que Ana Blandiana, por su verdadero nombre Otilia Valeriu Comán, ocupa en la cultura rumana es comparable al de Ana Ajmátova o de Václav Havel en la literatura rusa o checa. Autora de catorce libros de poesía, dos volúmenes de relatos fantásticos, nueve de ensayos y una novela, por los que ha recibido numerosos premios nacionales e internacionales, Blandiana es en la actualidad la poetisa rumana más internacional. Sus libros de poemas y de ensayo se han traducido a veinticuatro lenguas, en un total de cincuenta y ocho diferentes volúmenes».
Blandiana tiene un recorrido literario y cívico que impresiona: reorganizó el PEN Club rumano cuya presidencia asumió de 1990 a 2004. Fundó y presidió la Alianza Cívica (1991-2001), una organización independiente que luchó por la democracia e hizo posible la entrada de Rumanía en la UE y bajo el amparo del Consejo de Europa, Ana Blandiana creó el “Memorial de las Víctimas del Comunismo y de la Resistencia” en Sighet. Este museo que es a la vez centro de investigación y escuela de verano, está considerado el tercer museo de la conciencia europea después de Auschwitz y el memorial de Normandía. En reconocimiento de su contribución a la cultura europea y su incesante lucha por los derechos humanos, Blandiana fue condecorada con la más alta distinción de la República Francesa, Chévalier de la Légion d’Honneur, y el Departamento de Estado de EE.UU. le otorgó el Romanian Women of Courage Award. Ana Blandiana es doctora honoris causa por varias universidades y sus libros han sido galardonados con los premios más prestigiosos del mundo.
Ha recibido otros muchos galardones nacionales e internacionales: Premio de Poesía de la Unión de Escritores de Rumanía (1969), Premio Narrativa de la Asociación de Escritores de Bucarest (1982), Premio Nacional de Poesía “Mihai Eminescu” (1997), Premio “Opera Omnia” de la Unión de Escritores de Rumanía (2001), Premio Gottfried von Herder (Viena 1982), Premio Internacional de Literatura Vilenica (Eslovenia 2002), Premio Internacional de Poesía Camaiore (Italia 2005), Premio Especial de Poesía “Giuseppe Acerbi” (Modena 2005). Es miembro de la Academia Europea de Poesía (Luxemburgo), de la Academia de Poesía “Stéphane Mallarmé” (Paris, 1997) y se encuentra entre los miembros fundadores de la Academia Mundial de Poesía (UNESCO, Verona, 2001).
El ultimo premio lo ha conseguido este mismo mes: se trata de uno de los más prestigiosos premios de poesía en Canadá, el 'Griffin Trust For Excellence In Poetry', que se otorga como reconocimiento a la obra poética de toda una vida. El jurado ha destacado que " la poesía de Blandiana fascina por la franqueza metafórica, la profundidad filosófica, el deseo de expresar lo inexpresable".
En castellano se pueden leer los libros de poesía: "Octubre,noviembre, diciembre" ( Pre-textos 2017), "El sol del más allá & El reflujo de los sentidos" ( Pre-textos 2016), "Mi patria A4", (, Pre-Textos, 2014), "Cosecha de ángeles" (Juan de Mairena Editores, 2007), y los libros de relatos "Proyectos de pasado" (Editorial Periférica,2008), y "Las cuatro estaciones" ( Editorial Periférica. 2011).
Ana Blandiana participa en un encuentro con 21 jovenes poetas, Foto 1

Jornada Noviembre por la integración



martes, 31 de octubre de 2017

día de difuntos

g

3.800 personas muertas en 2016 en el Mediterraneo

Este 2016 bate el trágico récord de migrantes muertos en el Mediterráneo

Al menos 3.800 personas han perdido la vida en el mar al tratar de llegar a Europa






Aún no ha terminado el año y la crisis migratoria acaba de arrojar otro dato escalofriante para Europa. Este 2016 ya es el año más mortífero de la historia en la ruta del Mediterráneo, la más peligrosa para aquellos inmigrantes y refugiados que buscan un futuro en algún lugar del Unión Europea (UE). Al menos 3.800 personas han perdido la vida o han desaparecido este año en el Mediterráneo, según las últimas cifras de la ONU publicadas este miércoles. En 2015, año en que la mayor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial llegaba con fuerza al territorio comunitario, los fallecidos durante la travesía marítima fueron 3.771.

Un buque de MSF rescata a decenas de migrantes subsaharianos en el Mediterráneo.
Un buque de MSF rescata a decenas de migrantes subsaharianos en el Mediterráneo. MSF

"Podemos confirmar que al menos 3.800 personas han desaparecido o muerto en el Mediterráneo este año", ha declarado este miércoles William Spindler, portavoz de Acnur (la agencia de la ONU para los refugiados) desde Ginebra. Con este número, 2016 se convierte en el año más mortífero de los últimos diez, cuando la ONU comenzó a registrar las llegadas y los fallecimientos en esta ruta. El dato es más estremecedor si se tiene en cuenta que las llegadas a Europa a través del mar fueron considerablemente mayores el año pasado que este año. En 2015 llegaron a las costas comunitarias más de un millón de personas y fallecieron 3.771, poco menos que este año. La diferencia está, pues, en las llegadas este año: 327.846, según Acnur. En definitiva, en estos diez meses de 2016 han llegado muchos menos migrantes, pero han muerto más en el trayecto.


Este 2016 bate el trágico récord de migrantes muertos en el Mediterráneo

En estos 3.800 fallecimientos de 2016, Acnur ha incluido las muertes sucedidas en la ruta del mar Egeo —donde desde que el pacto migratorio entre la UE y Turquía entró en vigor la pasada primavera los flujos han ido disminuyendo—, las muertes en la parte central que une Libia con Italia —donde se desarrolla el grueso de la tragedia— y España, donde este año han llegado por mar 4.971 personas de las que 62 perdieron la vida, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Las condiciones meteorológicas empeoran conforme se acerca el invierno y la situación política y de seguridad en Libia —desde donde parten las barcas de goma o de madera con cientos de migrantes a bordo—  no tiene visos de mejorar. Estos factores, sumados a que las mafias trabajan de una forma muy organizada —casi a "nivel industrial", según explica por teléfono Spindler— hace que el número de arribados (153.632 a Italia, 169.243 en Grecia y 4.971 en España en lo que va de 2016) y fallecidos, no deje de aumentar. Y a las cifras se remite; en 2012 la ONU registró 500 muertes en alta mar, 600 en 2013, 3.500 en 2014, 3.771 en 2015 y 3.800 —nueva marca— en los primeros diez meses de 2016. "Es seguro que esta cifra aumentará, y lo hará en las próximas semanas", anuncia Spindler.
Además, las embarcaciones en las que los traficantes hacinan a los miles de migrantes que huyen de sus países (Nigeria, Eritrea, Gambia, Somalia...) cada vez son de peor calidad. "La marina italiana quema las barcas de goma y madera en la que viajaban los migrantes para que no sean reutilizadas, lo que significa que las embarcaciones nuevas escasean". Por tanto, según explica este portavoz, los traficantes han empezado a utilizar "cualquier cosa que tienen a mano" para lanzar al mar a estas personas desesperadas por alcanzar las costas europeas.
Precisamente este martes, uno de los barcos que Médicos sin Fronteras tiene fletado, el Bourbon Argos, halló 25 cadáveres de hombres y mujeres —la organización no confirma si había menores— flotando en las aguas del Mediterráneo. "Ha sido terrible", describe Tommaso Fabri, coordinador general de MSF en Italia. Los cuerpos, según un comunicado de la ONG, estaban embadurnados en combustible. Fuentes de la organización advierten, además, de que ha habido un aumento en los rescates con fallecidos en las últimas semanas.
La organización lleva efectuando rescates en el Mediterráneo central desde 2015 y aseguran que es un trabajo que no quieren hacer. "Hacemos el trabajo que deberían llevar a cabo las instituciones", denuncia Fabri.
Los menores 
La del Mediterráneo, una de las rutas migratorias más peligrosas del mundo,se lleva por delante también la vida y el futuro de los niños. En las barcas, que los traficantes llenan literalmente hasta los bordes, viajan menores de edad, niños, adolescentes solos y hasta bebés. Los menores de 18 años que este 2016 han llegado a las costas italianas representan el 16%, y fuentes de Acnur estiman que también ese es el porcentaje de menores fallecidos. "Aun no tenemos cifras oficiales", matizan.
El hecho de que la ruta del Egeo esté prácticamente inutilizada, con a penas un centenar de llegadas diarias, no es, al contrario de lo que muchos puedan pensar, un factor determinante para el aumento en las muertes en el Mediterráneo central, ilustra la ONU. "Hasta ahora no hemos notado un aumento de sirios, iraquíes o afganos en las barcas que salen desde Libia", apunta. "Son todos subsaharianos".
Paradójicamente, y según reconocen fuentes de la ONU, el aumento más drástico de muertes en la ruta mediterránea (entre 2013 y 2014) coincide con un aumento considerable de los efectivos de rescate en el mar. "En esas fechas la operación [de vigilancia y rescate de la UE] Mare Nostrum se dio por finalizada y varias ONG y particulares intentaron llenar ese hueco", explican las misma fuentes que añaden, sin embargo, que ese espacio se llenó "hasta cierto punto".

NOTICIAS: Por que las llegadas de migrantes en pateras se dispara


Pateras en España Por qué las llegadas de migrantes en patera se han disparado a niveles de hace diez años

La Cruz Roja ha atendido ya a 15.000 migrantes llegados a costas españolas, 5.000 más que todo el año pasado y casi los mismos que en 2007. Salvamento Marítimo ha rescatado en nueve meses a 11.000 personas a bordo de 650 pateras, el doble que el año pasado. Los expertos señalan a la situación en Libia y Marruecos como causas de este aumento.

Varias personas recién llegadas en patera a la costa de Canarias.- EFE


Cada día de este año han llegado de media más de dos pateras a las costas españolas, según los datos de Salvamento Marítimo hasta septiembre. La cifra aumentaría si se tuvieran en cuenta las barcazas interceptadas por la Guardia Civil o las detectadas por las autoridades marroquíes durante su travesía hasta Europa. Tablas de surf, botes neumáticos, kayaks, balsas de juguete a remo e, incluso, motos de agua son los medios de transporte con los que miles de personas migrantes, sobre todo subsaharianos y magrebíes, se juegan la vida intentado llegar al norte rico y desarrollado.
Desde la llegada del verano ha sido raro el día que no ha llegado una barcaza, afirma Ana Rosado, investigadora de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA). Explica que el repunte ya se dejaba notar desde principios de año “pero el aumento desde junio ha sido muy intenso, y octubre también está siéndolo. Llegan más pateras y con más personas a bordo, incluso a zonas donde hacía una década que no llegaban tanto, como Barbate. Hemos visto embarcaciones con hasta 80 personas y volvemos a ver barcas de madera, de pescadores, como hace años”, relata. Rosado incide en que Andalucía sigue siendo el destino principal, pero este año también se están diversificando hacia Alicante y Murcia.
Lo confirma la Cruz Roja, que se encarga desde 2004 de la primera asistencia humanitaria de migrantes y refugiados a pie de playa o puerto y en las vallas de Ceuta y Melilla. La ONG presta atención sociosanitaria a personas en “situación de extrema vulnerabilidad”, a menudo con problemas de deshidratación, hipotermia y heridas causadas durante la travesía. Sus Equipos de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) han intervenido en casi mil operaciones hasta octubre de este año y han atendido a casi 15.000 migrantes sólo en Andalucía, Ceuta y Melilla, la mayoría de origen subsahariano. Únicamente se han superado estas cifras de asistencia en el 2006 ─año de la crisis de los cayucos hacia Canarias─ y 2007. El año pasado atendieron a 10.000 personas, pero esa cantidad ya fue sobrepasada en agosto de este año, por lo que no se descarta superar las 16.000 asistencias de hace una década.
Datos facilitados por Cruz Roja a fecha de septiembre de 2017.
Salvamento Marítimo ha rescatado a 11.000 personas a bordo de 650 pateras, el doble que hace un año
El incremento del flujo migratorio por mar, a través de la llamada ruta del Mediterráneo Occidental, también queda patente en los datos de Salvamento Marítimo, dependiente del Ministerio de Fomento. Sus equipos de rescate han asistido a 648 pateras con casi 11.000 personas a bordo hasta septiembre, más del doble que en el mismo periodo de 2016, cuando rescató a más de 4.500 personas a la deriva entre Marruecos y España. Almería y Tarifa son los grandes focos de llegadas, aunque Ceuta también ha repuntado, junto a Baleares, Murcia y Alicante.
Fuera de estas estadísticas quedan las cerca de 400 personas que arribaron durante el pasado fin de semana a bordo de una veintena de pateras. El goteo es incesante y lleva aumentado poco a poco desde hace varios años. El 2016 ya anticipaba un repunte notable, pero este año está siendo mucho más acusado, con jornadas en las que han logrado cruzar el Estrecho hasta 600 personas en pocas horas, como ocurrió en agosto. El mes de octubre también está muy por encima de la media, aunque por el momento no hay datos oficiales del Gobierno. El Ministerio del Interior aún no ha publicado su “balance de la lucha contra la inmigración irregular” con los datos definitivos de 2016 y poco ha dicho sobre 2017. La única cifra adelantada por el departamento de Zoido fueron datos provisionales de este junio, en los que hablaba de casi 8.000 migrantes llegados por mar, un 130% más que hasta junio del año pasado, dijo.
Los datos más actualizados son los de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), dependiente de la ONU. Este organismo, que utiliza información de los gobiernos y de sus propias oficinas sobre el terreno, afirma que 13.600 migrantes indocumentados han llegado a España por mar en lo que va de año. En 2015, Interior las cifró en 5.300. De seguir este ritmo, la llegada de pateras a España volverá a niveles de hace diez años, cuando Interior contó más de 18.000 entradas irregulares de personas migrantes.

Bloqueo de la ruta libia

Los expertos apuntan a varios factores como responsables de la mayor oleada de pateras hacia España de la última década. Una podría ser el bloqueo de la ruta entre Libia e Italia, la más grande del Mediterráneo central, por donde llega a Europa el 80% de la inmigración irregular. Las llegadas a Italia han caído casi un 26% respecto al año pasado, según la OIM, que cifra en 107.000 los migrantes y refugiados que han logrado tocar suelo italiano en lo que va de año. La agencia europea de control de fronteras, Frontex, también ha confirmado este significativo descenso, que viene produciéndose desde que la UE e Italia financiaran a las autoridades libias y formaran a sus guardacostas a principios de este año.
Guardacostas libios detienen una embarcación de inmigrantes subsaharianos en el puerto de Trípoli.- EPA
“Aún hay que estudiarlo, pero hay indicios de que se está produciendo un trasvase, todavía ligero, de la ruta Libia a la de Marruecos. Sobre todo de personas de origen subsahariano. Algunos testimonios de refugiados nos dicen que prefieren usar otras rutas ya que la libia es mucho más peligrosa que hace unos años y se ha constatado que allí los migrantes están sometidos a condiciones de esclavitud, en centros de detención donde sufren graves abusos y tratos inhumanos”, apunta Estrella Galán, secretaria general de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).
Galán advierte de que España debe estar preparada para un mayor incremento de llegadas, ya que la tendencia al alza “es estructural y podría triplicarse en los próximos años”. Además critica las políticas de gestión migratoria de la UE, que "empujan hacia nuevas rutas más peligrosas" a miles de personas "que reúnen las condiciones para ser solicitante de asilo". "Pese a lo que diga el ministro, solicitar asilo en las oficinas de Ceuta y Melilla es imposible. Les obligan a cruzar en patera si quieren hacerlo", lamenta.

Crisis, pobreza y represión en el norte de Marruecos

Sin embargo, para Helena Maleno, investigadora y experta en migraciones de la ONG Caminando Fronteras, aún no puede decirse que el bloqueo en Libia esté propiciando un desvío hacia Marruecos, “al menos de momento”. Según apunta, las cifras de personas subsaharianas que llegan a España se están manteniendo estables y no son migrantes que hayan llegado a Marruecos desde Libia.
“Desde principios de año ha habido un repunte de marroquíes que se han lanzado a cruzar el Estrecho”
“Desde principios de año ha habido un repunte de marroquíes que se han lanzado a cruzar el Estrecho”, explica. Sobre todo jóvenes e incluso adolescentes. Un éxodo que achaca a la falta de oportunidades en su país de origen unido a un clima represivo por parte de Marruecos durante el último año para sofocar las protestas sociales de la región de Rif. “La situación es muy parecida a la de hace 15 años. La clases populares marroquíes se están empobreciendo, están aumentando los precios pero no los salarios y en muchas zonas hay un paro muy alto, como en el Rif”, destaca. Las protestas se han mantenido durante casi un año y han dejado más de 300 jóvenes activistas detenidos, muchos condenados y otros aún a la espera de juicio. “Muchos jóvenes están escapando en patera porque están perseguidos en su país después de participar en las manifestaciones”, afirma.
Manifestantes encapuchados lanzan piedras a la Policía antidisturbios durante la multitudinaria protesta en Alhucemas, Marruecos, el pasado 20 de julio.- REUTERS
Coincide con ella Ana Rosado, de la APDHA. “El número de menores que están llegando a Andalucía ha desbordado a las autoridades. En verano tuvieron que alojar en campings a 60 porque los centros de acogida de menores estaban llenos”, explica. Casi 3.000 de los migrantes atendidos por Cruz Roja en lo que va de año eran menores.

Permisividad de Marruecos

Esta investigadora señala que, debido a la inestabilidad en el Rif, es posible que Marruecos haya destinado a esa zona recursos policiales que antes vigilaban las fronteras. Aunque recuerda que la presión migratoria, bien por el mar o bien por las vallas de Ceuta y Melilla, es “la medida de presión que Marruecos utiliza” cuando alguna decisión política le perjudica. El papel del reino alauí tanto en materia de inmigración como de terrorismo es “clave” para España, según el Ministerio del Interior, y Mohamed VI es plenamente consciente.
Por ejemplo, ilustra Rosado el pasado diciembre el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dejó fuera del acuerdo comercial UE-Marruecos productos y explotaciones de la región del Sáhara Occidental, lo que conllevó una enérgica protesta. Desde entonces, las llegadas de pateras se han disparado. “Ha pasado otras veces cuando ha habido problemas con acuerdos pesqueros”, insite.

Más llegadas desde Argelia

Por último, Maleno habla de un aumento de pateras salidas desde Argelia, que empezó el pasado año y que ha ido creciendo poco a poco. “No tenemos demasiados datos sobre la situación en ese país, pero algunos testimonios hablan también de clima represivo”, subraya. Prueba de este flujo, dice Maleno, son las llegadas a Baleares, principal destino de esta ruta. Ya han llegado a las islas 22 embarcaciones de estas características en lo que va de año, mientras que en 2016 sólo llegaron tres. Las mismas que en 2015.

Feliz 1 y 2 de noviembre








Feliz Fiesta de Difuntos





lunes, 30 de octubre de 2017

Frases de Día de Difuntso en Méjico

1. “El muerto al pozo y el vivo al gozo”.
2. “No estaba muerto, andaba de parranda”.
3. “De muertos y tragones están llenos los panteones”.
4. “El que por su gusto muere hasta la muerte le sabe”.
5. “Ya se lo llevó la flaca”.
6. “Ya colgó los tenis”.
7. “Ya entregó el equipo”.
8. “Ya chupó faros”.
9. “Ya valió...”
10. “Ya se petateó”.
11. “Ya estiró la pata”.
12. “Se nos adelantó”.
13. “Se lo llevó la huesuda”.
14. “Se me antoja una bien muerta (cerveza)”.
15. “Como te ves, me vi, y como me ves, te verás…”.
16. “El que a hierro mata, a hierro muere”.

17. “Primero muerto…”.
18. “Sobre mi cadáver…”.
19. “Calaca, tilica y flaca…”.
20. “¡Asústame panteón!”.


21. “Uno propone, dios dispone, llega la muerte y todo lo descompone”.
22. “A mí que ni me cuelguen ese muertito”.
23. “Después de ahogado el niño, tapan el pozo”.
24. “Cuando el tecolote canta, el indio muere”.
25. “El muerto y el arrimado a los tres días apestan”.
26. “Hasta que la muerte los separe”.
27. “Sobre el muerto las coronas”.
28. “El muerto a la sepultura y el vivo a la travesura”.


29. “Los muertos al cajón y los vivos al fiestón”.
30. “El miedo no anda en burro”.
31. “Muerto el perro, se acabó la rabia”.
32. “No para siempre en la tierra... sólo un poco aquí”. (Nezahualcóyotl).
33. “El que por tragón se petatea, hasta el pan de muerto se lleva”.
34. “Matrimonio y mortaja, del cielo bajan”.
35. “Te haces como la mamá del muerto, haces que lloras para no dar café”.

36. “Buen amor y buena muerte, no hay mejor suerte”.
37. “En este mundo matraca de morir nadie se escapa”.
38. “Lo que mata no es la muerte, si no la mala suerte”.
39. “Entre flores nos reciben y entre ellas nos despiden”.
40. “Dónde se llora está el muerto”.

41. “Muerto el ahijado, se acabó el compadrazgo”.
42. “Cuando te toca, aunque te quites”.
43. “La muerte está tan segura de alcanzarnos que nos da toda una vida de ventaja”.
44. “Cayendo el muerto y soltando el llanto”.
45. “El pez por la boca muere”.
46. “Como dijo el payaso en su lecho de muerte... me voy, ¡no los entretengo más!”.
47. “Los cobardes mueren muchas veces los valientes solo una”.
48. “La muerte y los impuestos...”.
49. “Copelas o cuello...”.
50. “México lindo y querido, si muero lejos de ti…”.
51. “Antes muerta que sencilla”.
52. “Quiero morir en tu veneno…”.
53. “Mátenme porque me muero…”.
54. "Para morir nacemos".
55. "De amor nadie se muere".
56. "Agárrenme porque lo mato".
57. "Dicen que la muerte viene chiflando por la nopalera".
58. "Caite cadaver".
59. "No estoy muerto, simplemente estoy durmiendo".

60. "Hay muertos que no hacen ruido y son mayores sus penas".

[Ármale a tus muertos su ofrenda, aquí te decimos cómo ]

61. "Más vale que digan: aquí corrió como indio, que murió como perro".
62. "Al muerto y al consorte, a los tres días no hay quien los soporte".
63. "Hay muertos que no olvido y vivos que para mí ya murieron".
64. "No se puede cargar al muerto y cantar al alabado".
65. "El muerto a la sepultura y los vivos a la diablura".
66. "Más vale que digan: aquí corrió que aquí murió".
67. "Todo hombre muere, no todo hombre vive".
68. "Los muertos se van cuando el olvido los sepulta".
69. "Yerba mala nunca muere".
70. "Vive y deja morir".
71. "Se hace el muerto para ver qué entierro le hacen".
72."No tiene dónde caer muerto".
73. "Dejen que los muertos entierren a los muertos".

74. "Más vale un minuto tarde que un minuto de silencio".
75. "Lo que no mata, te fortalece".
76. "Para todo hay maña, menos para la muerte".
77. "Se fue en el estuche no retornable".
78. "A mí no me asustan con el petate del muerto".
79. "Ponte el trajecito de madera".
80. "Se espanta del muerto y se abraza de la mortaja".
81. "No mata el rayo, mata la raya".
82. "El que por su gusto muere, que lo entierren parado".
83. "Prefiero morir cantando, como mueren las cigarras".
84. "Si los muertos hablaran...".
85. "Muerto que mueve la cola, es porque no está bien muerto".
86. "Ahí venden estuches para caballero (funerarias)".
87. "No puedo ser el muerto y echarme la tierra encima".
88. "Ya se felpó".
89. "Donde se queja el muerto, es que ahí está el oro".
90. "Si no me quieres matar para qué me dejas herido".

91. "Ese muerto no lo cargo yo, que lo cargue quien lo mató".
92. "Si te mueres, te mato".
93. "Peló gallo".
94. "La muerte es lo único que tenemos seguro".
95. "Prefiero cafetear antes que me cafeteen".
96. "Que me maten de una vez si he de morir mañana".
97. "Nadie sale vivo de esta vida".
98. "Mira que te has de morir, pero no sabes cuándo".
99. "Ya se cuajó".
100. "Al vivo todo le falta y al muerto todo le sobra".