domingo, 25 de junio de 2017

FELIZ EID AL FITR A TODOS LOS MUSULMANES Y MUSULMANAS


Ojalá que antes del próximo Ramadán acabe la guerra en Siria y los pueblos se unan en esta bella fiesta en la que prima compartir comida, alegría,  perdón, y solidaridad.

EL RAMADAN PARA LOS REFUGIADOS

Comida del Iftar trae el espíritu del Ramadán a los refugiados en dificultades

En el Líbano y Jordania, el suministro de comidas diarias da un sentido de comunidad a los refugiados que ayunan durante el mes sagrado del Ramadán.
VALLE DE LA BECÁ, Líbano, 23 de junio de 2017 (ACNUR) - A medida que el sol se esconde, la cocina del Ramadán en el fértil Valle de la Becá, Líbano, es una colmena de actividad, zumbando con los sonidos de ollas y sartenes, comida envasada en recipientes de plástico, y la risa y las pláticas de cientos de cocineros y voluntarios.
En un asentamiento cercano vive Mona, de 52 años, madre siria de siete hijos, que huyó de los combates en Homs hace tres años. Ella y su familia están fuera de su albergue de madera contrachapada esperando la furgoneta de Ramadan Kitchen que traerá su comida nocturna iftar, marcando la ruptura de su ayuno diario.
El mes sagrado del Ramadán, que se espera que concluya el domingo con la fiesta de Eid al-Fitr, es tradicionalmente un tiempo de reflexión y encuentro entre familias y comunidades en todo el mundo musulmán, así como un tiempo de actos de solidaridad y generosidad.
Líbano cuenta con una población de tan solo 5,9 millones de personas, y actualmente alberga 1,01 millones de refugiados sirios. Allí la ONG SAWA para el Desarrollo y la Ayuda estableció la cocina del Ramadán en 2014 para proporcionar comidas a miles de refugiados y personas necesitadas todos los días durante el mes sagrado.
La cocina se financia principalmente a través de donaciones individuales de caridad durante el Ramadán, y cuenta con un ejército de hasta 100 cocineros y ayudantes cada día, incluyendo voluntarios locales y refugiados sirios.
“Me encanta ayudar a las personas. No me gusta ver a las personas en necesidad, independientemente de su nacionalidad”, dice Doaa Rhim, una libanesa de 24 años que ha trabajado en la cocina durante los últimos dos años. También trabaja como profesora voluntaria en una escuela informal cercana para niños sirios refugiados.
“Vengo a la cocina todos los días después de clase en el autobús que trae a los niños, para hacer todo lo posible para ayudar, desde lavar las verduras, cocinar o incluso empacar”, agregó Doaa.
“Me encanta ayudar a las personas. No me gusta ver a las personas en necesidad, independientemente de su nacionalidad”.
La camioneta se estaciona fuera del albergue de Mona y ofrece la comida del día, que incluye dátiles, pasteles de carne y ensalada, y un plato principal de arroz cubierto con pollo y nueces.
Con el 71 por ciento de los refugiados sirios en el Líbano viviendo por debajo de la línea de pobreza y más de un tercio sufriendo inseguridad alimentaria de moderada a severa, Mona dijo que las comidas que reciben ayudan a dar un sentido de normalidad a la familia durante el mes de Ramadán.
Elham (izquierda) y su hija Raghed (derecha) son de Saná, en Yemen. Rompen el ayuno del Ramadán en la Sociedad de Huérfanos de Al Amal, en Amán, Jordania. © ACNUR / Benoit Almeras
“Es esencial para nosotros recibir esta comida ya hecha y entregada directamente a nosotros, especialmente cuando no podemos costear cocinar”.
Mientras que los países vecinos de Siria son actualmente el hogar de más de cinco millones de refugiados de los seis años de conflicto, la región también acoge a refugiados de otras partes del mundo musulmán.
A principios de esta semana en la capital jordana, Amán, refugiados y solicitantes de asilo de Yemen, Sudán, Somalia y Eritrea se reunieron una tarde para compartir un iftar de platos nacionales que habían preparado. El evento se llevó a cabo en un centro comunitario local dirigido por el ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados y la ONG International Relief and Development.
Elham llegó a Jordania hace cuatro meses con su hija Raghad, de 10 años, que huyó de los combates en la capital de Yemen, Saná. Mientras se sentaba a charlar y comer con otras mujeres en el cálido patio, Elham describió lo que ella y su hija habían soportado el año anterior.
“En el último Ramadán no teníamos electricidad ni mucha comida, y había misiles pasándonos por encima”.
"En el último Ramadán no teníamos electricidad ni mucha comida, y había misiles pasándonos por encima. A veces, justo cuando estábamos a punto de romper nuestro ayuno, escuchaba un misil y tenía que correr para cubrirnos, temiendo por la vida de mi hija”, dijo.
Mientras pasaba los pasteles dulces llenos de queso blando que ella había hecho, Elham dijo que reunirse con otras personas para Iftar había ayudado a traer recuerdos más felices de los últimos Ramadán.
“Esta noche es algo más especial de lo habitual, y me encantó probar los alimentos de diferentes países”, dijo. “Cuando llegue el próximo Ramadán, donde quiera que estemos, espero que mi hija vaya a la escuela otra vez, y tal vez pueda continuar mis estudios universitarios en alguna parte”.

Por Lisa Abou Khaled y Rima Cherri
(Reporte adicional de Charlie Dunmore en Amán, Jordania)

Final del ramadán, hoy.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/medina-en-tve/medina-tve-fiesta-del-eid-fitr/4080551/


Junta Islámica y Webislam felicitan a todos los musulmanes por el Eid Al-Fitr 2017

Hoy, 25 de junio de 2017, musulmanes de todo el mundo celebran el final del Ramadán y concluyen con el pilar del ayuno

25/06/2017 - Autor: Webislam - Fuente: Redacción WI
  • 3me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Felicitación de Eid Al-Fitr 2017/1438
Felicitación de Eid Al-Fitr 2017/1438
La puesta de sol del 24 de junio de 2017 marcó el final el ciclo del ayuno, a la vez que el nacimiento de la luna nueva designó el final del bendito mes de Ramadán, momento en el que se desata una ola de júbilo y alegría a lo largo y ancho de la umma del islam, que hoy se viste con sus mejores galas para la importante festividad del Eid al-Fitr, cuyo celebración se anunció para este domingo, 25 de junio de 2017.
Con ocasión de esta remarcable festividad, los musulmanes se congregan en comunidad, ya sea en mezquitas, plazas o explanadas al aire libre, para conmemorar la culminación del ciclo del ayuno mediante una oración especial que se realiza por la mañana temprano.
La privación de nuestro alimento durante la luz del día a lo largo de este mes nos ha recordado que nuestra vida en este mundo no es sino un ayuno aún mayor, que somos seres dependientes, creados, originados, con un nacimiento, una muerte y una resurrección.
Recordamos que el ayuno de Ramadán es una i‘bada, una forma profunda de adoración, de oración interior que hacemos con todo nuestro ser, con nuestros cuerpos evidentes y con nuestras almas inconclusas, sostenidos en todo momento por el Aliento de al-Rahman, nuestro Dios inhallable, nuestro Dios velado en nuestra visión.
El ayuno nos ha ayudado a recobrar nuestro sentir del mundo. Ha aguzado nuestras percepciones y ha refinado nuestros pensamientos. Nos ha servido para poder valorar en un sentido más cierto nuestras vidas, para poder recuperar el placer y el contento del ánimo.
Pedimos sinceramente a Allah que nos haga más conscientes de Él, que nos agracie con Su Recuerdo, que llene de sentido nuestra vidas, que incremente nuestra alegría y que nos haga ser humildes, y que nos muestre la gloria de nuestro amado Muhammad (paz y bendiciones sean sobre él), y que le bendiga y le colme de Sus mejores luces, y de la más pura de Su Misericordia, de Su mayor Misericordia.
La fiesta del Fitr es la recompensa de Dios para aquellos que ayunan durante el Sagrado mes de Ramadán. Es una celebración de agradecimiento a Allah por darnos la oportunidad y la fuerza de llevar a cabo sus órdenes en el mes bendito de Ramadán, que ahora concluye. Es también, sin duda, el día de las recomendaciones, unidad, tolerancia y solidaridad.
Queremos compartir la alegría que todo ello conlleva, la aportación de sentido inmediato y humano.
Feliz Eid al-Fitr 2017

Como viven el Ramadán en España

Cómo es la vida de una familia musulmana en España durante el Ramadán

Él es un diplomático egipcio y ella una trabajadora social española, pero ambos son musulmanes y respetan el ayuno durante este mes.

11/06/2017 10:03 CEST | Actualizado 16/06/2017 12:48 CEST
CARLOS PINA
Hisham Kira y Luz Llano.
Hisham y Luz reciben a sus invitados con una bandeja de dulces egipcios y dos vasos de karkadé, una infusión de hibisco muy popular en Oriente Medio. Sin embargo, ellos no probarán ni un bocado ni un sorbo hasta que caiga la noche. Estamos en Ramadán, el mes de ayuno para los musulmanes, y esta pareja lo respeta tanto como la hospitalidad que caracteriza a la cultura del islam.
Los dos forman parte del millón ochocientos mil musulmanes que viven en España. Él es diplomático originario de El Cairo y ella, trabajadora social española. Se conocieron hace varias décadas en España y, tras largas conversaciones, Luz, que por aquel entonces era monja y volvía de Perú, se convirtió al islam. Entonces empezó a estudiar esta religión y vio que no sólo "compartía valores con la católica", sino que además profundizaba en ellos y eliminaba intermediarios. "En el islam somos Dios y yo", cuenta desde el sofá de su casa en una urbanización de Alcalá de Henares (Madrid).
Nada más agradecer "que los periodistas se interesen por estos temas", Luz lamenta "la ignorancia supina" que tiene la gente sobre el islam y los musulmanes. Para empezar, ella no lleva velo ni va cubierta hasta los pies, como tampoco se cubría la madre de Hisham en su Egipto natal, recalca él. Luego, está la confusión de los términos, que explica Hisham: "Musulmanes y árabes no son sinónimos; 'musulmán' hace referencia a la religión islámica y somos unos 2.000 millones y 'árabe' tiene más que ver con la raza y la geografía —con los habitantes de la Península Arábiga— y son unos 300 millones". Pero quizá el prejuicio más dañino sea el que asocia al islam con el terrorismo. "La gente no se da cuenta de que el terrorismo tiene sus raíces en la política y la economía, y no en la religión", critica Luz.

CARLOS PINA
Hisham recita unos versos del Corán en su versión en español. Para él, lo más duro del Ramadán es "la sed" y lo más gratificante, "el momento de romper el ayuno". "Es un instante felicísimo", cuenta.
Aprovechando que es el Ramadán, que este año comenzó el 27 de mayo y se prolonga durante 30 días, les preguntamos por su práctica. "El Ramadán es fiesta, es estar con la familia", afirman ambos. "Tiene dos partes: una religiosa, que incluye el ayuno durante las horas de luz y los rezos, y otra social, que consiste en compartir", especifica Hisham.
El Ramadán es fiesta, es estar con la familia.
Concretamente, el Ramadán es el noveno mes del calendario lunar, que rige el calendario islámico, y celebra el momento en el que el Corán fue revelado al Profeta Muhammad (o Mahoma, en castellano). Pero Hisham y Luz tienen una explicación más didáctica: "En el Ramadán no hay diferencia entre el rey y el esclavo. El rico experimenta durante el día cómo se siente el pobre y el pobre se pone en el lugar del rico al caer la noche, porque todo el mundo los invita a comer".

CARLOS PINA
Luz se cubre la cabeza y el cuerpo con una especie de túnica para las oraciones. Ambos rezan juntos y en casa siempre que pueden: "Nuestra mezquita es nuestra casa".
La familia, después de haber vivido en diferentes países, reconoce que en España echa de menos la parte social del Ramadán y, en algunos casos, la empatía de la gente. "En Egipto se vive como aquí las Navidades, sólo que la fiesta es en las calles; se montan mesas y en el iftar (el desayuno tras la puesta de sol) participa todo el mundo", cuenta Hisham. También han vivido el Ramadán en Paquistán, donde se celebra "más entre tribus y comunidades", y en Ecuador, donde aseguran que la gente mostraba "más tolerancia, amabilidad y respeto" que en España, e incluso practicaron alguna vez el ayuno con ellos.
En Egipto se vive como aquí las Navidades, sólo que la celebración es en las calles.
En España, por el contrario, se han encontrado con "algunas dificultades" por el hecho de ser musulmanes. Sus hijos, de 20 y 22 años, tuvieron que aguantar "burlas" cuando iban al colegio y varias bromas de mal gusto, como "petardos y cacas de perro" en el buzón de su casa. "Es difícil y lo han pasado mal, pero son muy maduros, tienen la mente abierta y son muy comprometidos", comenta su madre.
Ella misma también ha sufrido algún contratiempo en el trabajo —"le llamaron 'mora', tuvo un traslado injusto, hasta sus compañeros se manifestaron para defenderla", cuenta su marido—, pero a día de hoy está contenta y asegura que no le cuesta demasiado compaginar sus turnos de noche como trabajadora social con el ayuno del Ramadán.

CARLOS PINA
A Luz, que también adoptó el nombre de Noor en árabe por traducción del original, le "entristece que no todo el mundo entienda el Ramadán". Para ella, lo más satisfactorio de estas fechas es "el primer trago de líquido del día y el darte cuenta de que puedes hacerlo".
De acuerdo con los datos facilitados por Sami El Mushtawi, jefe del Departamento de Cultura del Centro Cultural Islámico de Madrid, los casi dos millones de musulmanes en España "practican el ayuno, ya que se trata del tercer pilar del islam y lo cumplen todos a excepción de enfermos o personas de avanzada edad de ambos sexos, mujeres embarazadas o lactantes, etcétera".
Al final las horas pasan sin darte cuenta; cuando te miras el reloj ya son las seis de la tarde.
A pesar de la magnitud de esta cifra, en España las empresas no ofrecen exenciones para los trabajadores musulmanes durante el Ramadán, al menos en el caso de la familia Kira-Llano. "Tampoco lo he pedido", reconoce Luz, que soporta bien el ayuno "gracias a la fuerza de Dios". "Al final las horas pasan sin darte cuenta; cuando te miras el reloj ya son las seis de la tarde", dice. Aun así, sí le gustaría que hubiese "más flexibilidad y comprensión". Por ejemplo, su hijo menor está realizando unas prácticas y agradecería que le dejaran empezar más tarde la jornada, ya que en Ramadán apenas se duerme y, si quieren tener algo en el estómago durante la mañana, tienen que estar despiertos sobre las cuatro de la madrugada para tomar el suhur, la última comida antes del ayuno.

CARLOS PINA
La pareja dice que sintoniza unos mil canales en televisión, entre ellos los que retransmiten los cinco rezos diarios de los musulmanes en la Meca.
En cualquier caso, Hisham y Luz están acostumbrados. Sobre todo ella, que ha tenido que esquivar golpes de todas partes: por un lado, de su familia y entorno, cuando decidió convertirse al islam; por otro, de los musulmanes más tradicionales, que no entienden que no se cubra la cabeza o las piernas.
Ni Hisham ni Luz son fanáticos. Los dos van a misa cuando se trata de un evento familiar y él lamenta el radicalismo creciente que detecta cada vez que vuelve a Egipto: "En los 70, cuando iba a la universidad, nadie llevaba velo y las mujeres se bañaban en bikini. Pero el desarrollo ahí ha ido al revés, ha evolucionado a movimientos islamistas, y la mayoría siguen un islam torcido". Ese "islam torcido" procede, según Kira, de la ausencia de gobierno democrático en los países de mayoría musulmana. Y lo achaca también a la ignorancia: "Hay grupos que están comiendo el coco a gente con la cabeza vacía, pero nadie hace nada. Si fueran religiosos de verdad, sabrían que el islam pide que no te hagas daño a ti ni a los demás y que ni siquiera permite que en guerra se arranque un árbol. Así que el terrorismo no es religión, por mucho que la propaganda actual lo diga". "Los terroristas no mueren por Dios porque ni siquiera saben qué es Dios. Esos extremistas están muy lejos de nosotros", zanja.

Enrique de Inglaterra participa en el Ramadán

Enrique de Inglaterra participa en el Ramadán

El acto forma parte de una visita oficial del príncipe a Singapur, un día después del mortífero ataque ocurrido en Londres

El príncipe Enrique, en una recepción en la organización Jamiyah Children's Home.
El príncipe Enrique, en una recepción en la organización Jamiyah Children's Home. Getty Images
Enrique de Inglaterra comenzó este domingo una visita oficial a Singapur, un día después del mortífero ataque ocurrido en Londres. El príncipe, de 32 años, se reunió con personal y voluntarios de entidades benéficas de salud mental —un campo en el que invierte gran parte de su tiempo junto a los duques de Cambridge, en la campaña Heads Together— y también de organizaciones que luchan contra el sida. Enrique de Inglaterra también visitó la organización Jamiyah Children's Home, donde participó en un iftar, la comida de ruptura del ayuno durante el mes musulmán del ramadán.
Enrique de Inglaterra, durante su participación en un 'iftar', la comida de ruptura del ayuno durante el mes musulmán del ramadán.
Enrique de Inglaterra, durante su participación en un 'iftar', la comida de ruptura del ayuno durante el mes musulmán del ramadán. Getty Images
El quinto en la línea de sucesión al trono británico participó en una recepción en Eden Hall, residencia del alto comisionado británico en Singapur —un cargo equivalente al de embajador entre los países de la Commonwealth—, donde la bandera ondeaba a media asta en señal de duelo por los siete muertos en el atentado del sábado en la capital británica. Este lunes, el príncipe tiene previsto participar en un partido de polo benéfico para Sentebale, una ONG fundada por él mismo junto al príncipe Seeiso en 2006 que apoya a las personas afectadas por el virus VIH en Lesotho y Botswana. Un viaje del que está dando buena cuenta la cuenta oficial en Twitter del príncipe Enrique y los duques de Cambridge, que tiene casi 900.000 seguidores.
Después de Singapur, el príncipe viajará a Sídney (Australia) para promover la próxima edición de los Invictus Games, una competición deportiva impulsada por él que opone a cientos de soldados heridos o mutilados de todo el mundo, que tendrá lugar el año próximo. Este es una de las iniciativas en las que más está involucrado el príncipe, y que participa en ella desde que abandonara el Ejército.
El príncipe Enrique, a su llegada a Eden Hall.
El príncipe Enrique, a su llegada a Eden Hall. Getty Images

Despedida desde Pola de Lena



Buen verano

viernes, 23 de junio de 2017

Proyecto Kif Kif

El papel de la educación en la prevención contra islamofobia

Mesa redonda: El papel de la educación en la prevención de la islamofobia y la radicalización


Mesa redonda con motivo de la presentación de los resultados del proyecto Kif-Kif.
¿Cuándo? 27 de junio de 2017 a las 19:00 horas
¿Dónde? en el auditorio de Casa Árabe (c/ Alcalá, 62, Madrid)
Entrada libre hasta completar el aforo
nora 1
El próximo martes 27 de junio se presentan los resultados del proyecto “Kif-kif, cómics por la inclusión” desarrollado por la Fundación Al Fanar para el Conocimiento Árabe, con el apoyo en Madrid de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, Ayuntamiento de Fuenlabrada, Ayuntamiento de Madrid y de Casa Árabe.

En total el proyecto se ha puesto en marcha en 13 institutos de educación secundaria de Cataluña y Madrid, siete en la Comunidad de Madrid (en los municipios de Madrid, Alcorcón, Fuenlabrada, Parla, Torrejón, Galapagar y Rivas), con cinco talleres temáticos desarrollados en cada uno de ellos, y para el próximo curso además de en la Comunidad de Madrid se implementará en  Murcia, País Vasco, Ceuta y Cataluña.

Esta mesa redonda será precedida por una jornada de reflexión y evaluación de los resultados del proyecto con los participantes y protagonistas del mismo, monitores, educadores, representantes de los institutos donde se han realizado los talleres y algunos de los alumnos que participaron en los mismos.

En la mesa redonda participarán representantes de la Comunidad de Madrid y Ayuntamientos, que comentarán las razones que han llevado a apoyar el desarrollo de proyecto, así como la necesidad de enmarcarlo dentro de proyecto integral de relaciones con las comunidades musulmanas; representantes de los institutos donde tuvieron lugar los talleres, que podrán compartir su experiencia y la realidad de cómo se viven estos temas desde las aulas; así como especialistas de Al Fanar, que expondrán los resultados del proyecto y las conclusiones de su evaluación alcanzadas durante la jornada de reflexión previa.

El objetivo general del proyecto es fomentar a través del cómic y los juegos la interculturalidad y la inclusión de los jóvenes musulmanes en su entorno más cercano, ampliando las competencias interculturales y de solución de conflictos de toda la clase. Con una mejor inclusión se combate la islamofobia y por lo tanto las posibilidades de captación del radicalismo yihadista entre la población joven musulmana de nuestro país.

Participan en la mesa redonda Pedro Villena, director general de Casa Árabe; Matías Granados Díaz-Pintado, jefe de Área de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato de la Consejería de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid; Francisco Manuel Paloma González, concejal de Juventud, Infancia, Formación y Empleo del Ayuntamiento de Fuenlabrada; y Mónica Carrión, directora de proyectos de la Fundación Al Fanar.


Video Kif-kif

Actividad Al FanarAgendaKifkifnewsletter agendaNoticias destacadas

jueves, 22 de junio de 2017

Gusanos de seda

Este curso llevé gusanos de seda de un coelgio a otro y mi alumna china Qiaoling recordó cómo tenía un par de gusanos en su casa en China y cómo los cuidaba hasta que se transformaban dentro del capullo en mariposa, que ponía huevos y seguía un nuevo ciclo.
Esta primavera vivimos juntas la evolución d  eeste ciclo y aquí está el vídeo donde se reocge la evolución de los gisanos comiendo, devorando hojas de morera. Quedan los huevos en los cles a cargo de profes que los salvaguardarán hasta que eclosionen el la próxima primavera.

Cuándo pasa la fiesta del final del Ramadán, Eid al Fitr

Fin del Ramadán 2017 (Eid al-Fitr)
Fecha: quedan:  00años 02dias 12horas 50min. 34seg.
Donde:
Todo el Mundo
Todo el Mundo
2017
Categoría:
Eid al-Fitr
Eid al-Fitr
2017
El 25 de Junio de 2017 comienza el Eid al-Fitr en la mayoría de los países árabes del mundo. Dependiendo del lugar esta fecha puede variar.

Eid al-Fitr es la fiesta que marca el fin del Ramadán para el año 2017, el mes de ayuno y recogimiento musulmán. Eid al-Fitr es una festividad que se prolonga durante tres días, en la que los dulces son los protagonistas.

Los días previos al Eid al-Fitr los comercios se llenan de consumidores para comprar la ropa que estrenarán durante la fiesta. También se adquieren dulces para la familia y amigos ó los regalos para los niños.

Los musulmanes celebran esta fiesta estrenando ropa nueva. Los hombres usan vestimenta blanca, que simbolizando pureza. El día entero es celebrado por los creyentes visitando los hogares y comiendo los platos especiales cocinados para esta ocasión. Por tradición los niños reciben regalos, gratificaciones y dulces entregados por sus seres queridos como símbolo de amor.

La gente en estas fechas se desean mutuamente un Eid Mubarak (santa fiesta).

Fiesta del final del ramadán muy próxima

Cómo se celebra el fin del Ramadán
Paso a paso

Miriam Martí Gamero
Cómo se celebra el fin del Ramadán
El fin del Ramadán se celebra con el Eid al-Fitr, una festividad religiosa de tradición islámica que significa Fiesta de la ruptura del ayuno. Abarca los tres primeros días del Shawwal y es un día muy especial para los fieles de esta religión. En este artículo os mostramos detalladamente cómo se celebra el fin del Ramadán dentro de la tradición islámica.
Fotografía: presstv.ir
También te puede interesar: Cómo se celebra el Oktoberfest
Instrucciones:
1
Lo primero que debemos saber es que esta fiesta conmemora la fecha en la que, según los musulmanes, el Corán le fue revelado al profeta Mahoma.
2
Durante el Eid-al Fitr, los musulmanes realizan un sinfín de actos relacionados con esta festividad. Comienzan con un rezo colectivo durante el amanecer en las plazas frente a las principales mezquitas. Este rezo se realiza en las plazas debido a que normalmente las mezquitas no cuentan con una capacidad tan grande para realizar un rezo colectivo de tal envergadura.
3
Los creyentes se desplazan por los hogares de sus familiares comiendo platos especialmente cocinados para la ocasión y finalizando así el ayuno del Ramadán.
4
Existen ciertas tradiciones unidas a este día. Por ejemplo, los niños reciben regalos y dulces entregados por los miembros de su familia como símbolo de amor.
5
Cabe destacar que durante esta celebración, los fieles deben cumplir una serie de requisitos recomendados por el sunismo, creado por el mismísimo Mahoma. Estos requisitos son trece:
Vestirse según la Sharia. Ropajes blancos que implican pureza.
Bañarse para purificarse.
Usar correctamente miswaak para poder realizar una higiene dental y oral a fondo.
Comprar ropajes nuevos o ataviarse con las mejores galas.
Perfumarse el cuerpo.
Despertarse de madrugada.
Llegar lo antes posible al lugar donde se realiza el rezo colectivo.
Desayunar algo dulce como los deliciosos dátiles.
Dar el sadaqatul fitr antes de ir al rezo colectivo.
Rezar donde todos lo hacen. Esto significa que nadie puede rezar en casa, excepto en causas extremas comprobadas.
Cuando se termina el rezo, los fieles deben volver a casa por un camino distinto al de ida.
Se debe ir andando, evitando así cualquier tipo de vehículo o animal.
Durante el camino, los fieles deberán recitar el Takbeer.

Todo lo que necesitas saber del solsticio de verano

CIENCIA

Todo lo que necesitas saber sobre el solsticio de verano

Te explicamos por qué el primer día oficial del verano es el más largo del año en el hemisferio norte.Viernes, 21 Junio
Por Hannah Lang y Ker Than
El verano nos atrae durante todo el año con la promesa de refrescantes baños en la piscina o en el mar, riquísimos helados y tardes de relax a la sombra. Para quienes viven en el hemisferio norte, la estación oficial de verano empieza el 20 o 21 de junio, dependiendo de dónde vivas, con la llegada del solsticio de verano.
Pero, ¿qué es exactamente el solsticio? Es el resultado de la inclinación del eje norte-sur de la tierra 23,4 grados hacia el Sol. Esta inclinación hace que cantidades diferentes de luz solar alcancen diferentes regiones del planeta durante la órbita de la Tierra en torno al Sol.
En el solsticio de junio, el Polo Norte se encuentra más inclinado hacia el Solque durante cualquier otro día del año.
Esto significa que en el solsticio de junio, el hemisferio norte vive el día más largo y la noche más corta del año. En el hemisferio sur ocurre lo opuesto: junio trae el solsticio de invierno y el día más corto del año.
A continuación, te contamos más datos intrigantes acerca del solsticio de verano.

Más luz solar no implica más calor

En el solsticio de verano, el hemisferio norte recibe más luz solar que en cualquier otro día del año, pero esto no significa que el primer día de verano sea el más caluroso.
La atmósfera y el océano de la Tierra actúan como barrera para el calor, absorbiendo y reradiando los rayos solares. Aunque el planeta absorbe gran cantidad de los rayos solares en el solsticio de verano, se necesitan varias semanas para liberar esa energía. Como resultado, los días más calurosos del verano normalmente coinciden en julio o agosto.
«Si lo comparas con encender un horno, a este le lleva bastante tiempo calentarse», explica Robert Howell, astrónomo de la Universidad de Wyoming. «Y después de apagarlo, tarda un buen rato en enfriarse. Pasa lo mismo con la Tierra».

La Tierra no está más cerca del Sol

Otra creencia popular erróneaes que durante el verano —y especialmente durante el solsticio de verano— la Tierra está más cerca del Sol que durante otras épocas del año, según explica Mark Hammergren, astrónomo en el Planetario Adler en Chicago.
En realidad, la inclinación de la Tierra tiene más influencia sobre las estaciones que la distancia de nuestro planeta al Sol.
«Durante el verano del hemisferio norte, en realidad, estamos a más distancia del Sol», afirma Hammergren.

El solsticio de verano es motivo de antiguas celebraciones

El solsticio de verano ha sido reconocido y celebrado por muchas culturas a lo largo y ancho del mundo.
Los antiguos egipcios, por ejemplo, construyeron las grandes pirámides de forma que el Sol, visto desde la esfinge, se situase exactamente entre dos de las pirámides en el solsticio de verano.
La cultura inca celebraba su correspondiente solsticio de invierno con una ceremonia llamada Inti Raymi, que incluía ofrendas de comida y sacrificios de animales e incluso de personas.
Recientemente, los arqueólogos han descubierto restos de un observatorio astronómico en una ciudad maya enterrada en Guatemala, en la que los edificios estaban diseñados de modo que se alineaban con el Sol durante los solsticios. Durante esos días, la población de la ciudad se resguardaba en el observatorio para contemplar a su rey dando órdenes a los cielos.
Y quizás el más famoso, el monumento de Stonehenge en Reino Unido, ha sido asociado con los solsticios de verano e invierno durante más de 5.000 años. Los observadores en el centro de estas piedras pueden contemplar el amanecer del solsticio de verano sobre Heel Stone, que se encuentra justo en el exterior del círculo principal de Stonehenge.

Algunas tradiciones se mantienen vivas

Para muchas culturas modernas, los solsticios y los equinoccios ya no son tan importantes.
Las únicas personas que «realmente prestan atención a lo que ocurre en el exterior de forma regular son los neopaganos y los agricultores, al menos en Estados Unidos, porque es importante para las estaciones de cultivo y de cosecha», explica Jarita Holbrook, una exastrónoma cultural de la Universidad de Arizona, en Tucson.
«El calendario era muy importante, mucho más de lo que lo es ahora», afirma Ricky Patterson, un astrónomo de la universidad de Virginia. «La gente quería saber qué era lo que iba a pasar, para poder estar preparados».
Pero en la actualidad, somos una cultura mucho más de interiores, por lo que tenemos menos conexión con el cielo.
Hammergreen sostiene que no le parece algo negativo que la importancia de los solsticios haya decaído en la sociedad moderna.
«Las culturas antiguas  y algunas religiones modernas prestan mucha atención a algunos alineamientos naturales, y hay mucho misticismo y poderes sobrenaturales unidos a esto», afirma Hammergreen.