martes, 13 de abril de 2010

LA ALEGRIA

Nicolás nos contaba cómo despertó, en Rumanía, en medio de un campo de girasoles, girasoles enormes, ... con sus ojos tan vivos, con su voz tan vital, ... Al escuchar construí en mi interior esas imágenes, pude ver la calidez de aquel día de sol, el cielo tan azul, las pipas que comió casi las saboreaba, podía escuchar su risa tratando de alcanzar las flores, en ese momento supe que la alegría de Nicolás nació y se alimenta de esos campos, campos luminosos, que giran bebiendo rayos de sol, ...

Nicolás tienes alma de girasol, nos das tanta alegría, tanta energía aunque el día esté metido en agua, apesar del cansancio, él llega y con tu sonrisa, tus abrazos nos sacudse las tristezas, y nos llevas a dar lo mejor que tenemos y como el loto a florecer.

Gracias Nicolás... no dejes de brillar nunca, gira, gira... eres un niño girasol.



En este video Nicolás nos cuenta ese día en el campo...







video

2 comentarios:

  1. Hola Nicolas:
    Soy una profesora del Instituto El Batán y he oído tu pequeña-gran historia de los girasoles en Rumanía y me ha encantado.
    Te deseo que seas feliz entre nosotros y que no olvides nunca ese día con tu padre en el campo de girasoles
    Un beso
    Blanca

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias por ver mi video, y por decirme esas cosas bonitas. Un beso. Nicolas.

    ResponderEliminar